Para la Facultad de Ciencias Médicas y Biológicas “Dr. Ignacio Chávez”, dependiente de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, el proceso de reacreditación del programa de estudios de medicina ha sido una tarea que ha involucrado a todos los sectores de la comunidad universitaria de esta facultad.

Al respecto, la directora de la Facultad de Medicina y Ciencias Biológicas “Dr. Ignacio Chávez” la Dra. Silvia Hernández Capi, precisó que la vigencia de acreditación fue por un lapso de cinco años, mismo que concluye en noviembre, lo cual no significa, dijo, que se pierda este grado, sino que se mantiene el proceso de fortalecimiento de parámetros para obtener la reacreditación.

2015022313041312220

“La acreditación de la licenciatura en médico cirujano tiene un periodo de cinco años se venció en noviembre, pero se solicitó al rector para hacer la petición ante Comaem para organizar los trabajos, estamos dentro de los parámetros uno muy importante para mantener la acreditación fue la cantidad de alumnos y que el ingreso fuera un proceso de transparencia, que se tuviera un lugar para cafetería y ya está, marca la parte de un espacio para esparcimiento y deporte, tenemos ya un espacio donado en comodato por parte del Ayuntamiento para construir una cancha de usos múltiples aunque ya se construyó una posta pequeña al interior para ejercitarse”, explicó.

Los trabajos iniciales para el proceso se presentaron ante el Comité Institucional para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES), Ante esto la directora de la FCMB aseguró que se trabaja en atender dichas observaciones por lo que dejó en claro que se está en tiempo y además hay un plazo estimado de por lo menos seis meses para recibir a los verificadores y poder obtener la reacreditación. Asimismo, informó que estos, “hay hasta un año para entregar”, destacó.

Entre los puntos fuertes que han arrojado las revisiones internas hacia la acreditación destacan el fortalecimiento de siete parámetros; entre ellos, la forma de Gobierno al interior de la institución para lo cual, aseguró, no se tienen problema, así como en la estructuración de los consejos técnicos, fortalecimiento de las aulas, además de atender el edificio de nutrición, así como campos clínicos, que fue dijo, una de las observaciones debido a que los estudiantes se dispersaban para realizar su internado y servicio social; “antes llegábamos a tener hasta mil 900 alumnos que se iban a cualquier parte de la República, actualmente en este año tenemos 470 alumnos en quinto así que las plazas que tiene Michoacán son suficientes por lo que con la reducción de la matrícula cumplimos muchos indicadores, ya hay 25 alumnos por aula, máximo 28, la dispersión ya no se tiene”, apuntó.