Por primera ocasión el Rector rechaza obtener ingresos extras por ser miembro del SNI o por estímulos al personal docente, lo que sumado a su disminución salarial obtendrá 35 por ciento menos que su antecesor.

La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo presentó el Programa de contención, transparencia y disciplina del ejercicio presupuestal para el periodo 2019, y con ello se suma a las medidas de austeridad que promueven los gobiernos federal y estatal y cumplir con los compromisos asumidos con la Secretaría de Educación Pública.

     Las medidas de austeridad presentadas comprenden una serie de acciones que tienen el objetivo de potenciar los ejes de la institución: la docencia, la investigación, la extensión, la difusión de la cultura y para atender la crisis económica actual de la universidad.

TRANSMISION EN VIVO

 

     El rector Raúl Cárdenas Navarro, acompañado por su equipo de trabajo, explicó que las acciones que comprende el programa de austeridad presentado buscan alcanzar la honestidad, racionalidad, control, eficiencia, eficacia, transparencia, rendición de cuentas y austeridad, por lo que todas las dependencias y unidades de la misma deberán sujetarse a este programa e implementar las medidas necesarias que permitan fortalecer las acciones para lograr ahorros y economías, sin menoscabo o detrimento de los resultados de sus actividades.

     En este sentido, destaca la decisión del rector nicolaita de declinar la obtención de ingresos extras a los que tendría derecho por ser miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y Estímulos al Desempeño del Personal Docente.

Ante los medios de comunicación se presentó el Programa de contención, transparencia y disciplina del ejercicio presupuestal para el periodo 2019

     Recordó que recibió a la Universidad Michoacana con un déficit de mil 150 millones de pesos, tres emplazamientos a huelga y una serie de compromisos con la SEP que deben cumplirse para continuar recibiendo apoyo de los gobiernos federal y estatal, a quienes les reconoció su respaldo para afrontar la crisis por la que atraviesa hoy la Casa de Hidalgo.

     Cárdenas Navarro explicó que el Programa está estructurado en 38 artículos, divididos en cuatro capítulos: En el Capítulo I. De los Servicios Personales, establece que los salarios de los mandos medios y superiores se reducirán cuando menos 10 por ciento y que ningún servidor universitario de confianza que desempeñe su labor en la administración centralizada de la Universidad, podrá recibir remuneración adicional a la establecida en los tabuladores vigentes.

Los secretarios de primer orden, acompañaron al Rector Cárdenas Navarro en la presentación del programa.

     Además queda prohibido la creación de nuevas plazas académicas y administrativas, de confianza, la contratación de personal eventual, por contrato y por honorarios asimilables a salarios, adicional a la que existe al momento de la expedición del presente programa, con excepción de las que habrá de destinarse para la atención de nuevos programas e infraestructura y de aquellos proyectos financiados y presupuestados de forma externa, siempre que se cuente con la disponibilidad presupuestal correspondiente.

      En el Capítulo II. De los Servicios Generales, los gastos relacionados con arreglos, servicios de telefonía, renta de espacios para eventos, artículos promocionales, adecuaciones de obra civil, remodelaciones o adecuaciones de instalaciones, obsequios, compra de uniformes o vestuario sólo podrán ser adquiridos o contratados con autorización del Rector o Contraloría y luego de ser plenamente justificados.

     El Capítulo III. De los Viáticos y Gastos de Transportación el pago de viáticos y gastos de transportación será solo para el desempeño de comisiones oficiales justificadas, las cuales deberán autorizarse por el titular de la Dependencia. La Contraloría de la Universidad implementará Criterios Generales para una adecuada Administración, Ejercicio y Rendición de Cuentas de los Recursos Públicos recibidos por la Casa de Hidalgo.

Diversos funcionarios respaldaron la presentación del programa.

      En el Capítulo IV. De la transparencia y rendición de cuentas, se establece la obligación, de presentar a la Contraloría universitaria la declaración patrimonial. En tanto, la Tesorería, a través de la Dirección de Egresos, deberá presentar un informe trimestral sobre el estado que guardan las finanzas de la Universidad a la Comisión de Presupuesto y Control del H. Consejo Universitario, mismo que deberá ser publicado en la página web de la Institución.

Programa de contención, transparencia y disciplina del ejercicio presupuestal para el periodo 2019

View Fullscreen

      Las dependencias deberán realizar un programa interno de austeridad, ahorro y protección al medio ambiente por lo que deberán procurar lo siguiente: Apagar en horas inhábiles la iluminación; Apagar los equipos de cómputo que no estén en uso; Realizar campañas de ahorro de energía eléctrica y agua; Revisar las instalaciones sanitarias a efecto de evitar fugas; Evitar el desperdicio de agua, y Evitar la compra de botellas de agua, utensilios de plástico y unicel, etc.

      La edición de todas las publicaciones periódicas será preferentemente en medios digitales y se disminuirá al mínimo indispensable la contratación de publicidad de cualquier tipo.