Con un nuevo llamado a la unidad, el Rector de la UMSNH, Dr. Medardo Serna, entrega el IV Informe de su administración

La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, institución educativa con una larga historia, llena de orgullo e inspira a los nicolaitas de hoy a cooperar para crecer más, a estar unidos para llegar más lejos, a sumar voluntades para ser más fuertes y a compartir para ser más grandes, afirmó el rector Medardo Serna González, durante su intervención con motivo del CCV Aniversario del Natalicio de Melchor Ocampo.

Dante Ariel Ayala Ortíz, orador oficial de la ceremonia, en el Colegio de San Nicolás

En el aula mater del Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás, acompañado del delegado del Gobierno Federal, Roberto Pantoja Arzola; del representante del gobernador del Estado, el secretario de Educación, Alberto Frutis Solís; el presidente municipal de Morelia, Raúl Morón Orozco; el vicepresidente de la Mesa Directiva del Congreso Local, Fermín Bernabé Bahena y el diputado federal Ignacio Campos Equihua; el rector nicolaita rememoró los logros que han fortalecido a la Casa de Hidalgo durante su gestión, a punto de culminar.

Desde el 4 de enero de este año que inicia, nuevamente los 9 rectores de las universidades públicas en crisis nos reunimos en la Subsecretaría de Educación Superior, para continuar con un plan de trabajo bien definido para salir adelante, cuyo único requisito es que tanto la planta docente, los empleados, alumnos y los integrantes de la administración central de la Universidad, permanezcan unidos, enfatizó, ante la representante del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana, María Guadalupe Cedeño Peguero.

El Dr. Medardo Serna, encabezó el último evento público como Rector de la UMSNH.

Juntos hemos construido una mejor universidad, juntos saldremos adelante –precisó Serna González- la Universidad Michoacana tiene muchos amigos, muchas instancias que valoran su historia y su calidad educativa, además de su papel en el desarrollo económico y social del país.

Tanto el gobierno estatal, como el federal, así como los poderes legislativos en Michoacán y en el Congreso de la Unión, trabajamos por lograr una asignación justa y suficiente para la operación de la Casa de Hidalgo, en beneficio de sus 55 mil estudiantes.

Medardo Serna agradeció a sus colaboradores en la Administración Central, directores de facultades e institutos presentes en este acto cívico, así como a los integrantes de los tres Consejos Universitarios que le tocó presidir, su apoyo en todo momento para alcanzar logros importantes en todos los ámbitos de la vida universitaria. En este renglón hizo un agradecimiento especial a su esposa, Griselda Morales y a sus hijos por el apoyo incondicional para su persona, sin el cual no le hubiera sido posible cumplir con su encomienda.

Durante su intervención en el último evento oficial de la actual administración universitaria, Medardo Serna hizo un informe ejecutivo de lo que el personal académico y administrativo, estudiantes y autoridades de la Casa de Hidalgo realizaron juntos a lo largo de los últimos 4 años.

Como orador oficial del evento cívico, Dante Ariel Ayala Ortiz, director de Vinculación y Desarrollo de la UMSNH, resaltó a Don Melchor Ocampo como el más claro ejemplo de cómo la educación, la cultura y la pasión por el conocimiento, la justicia y el progreso, cumplen el más alto fin transformador de la esencia del ser humano.

El director de Vinculación y Desarrollo Universitario, consideró que el pensamiento y  legado de Ocampo son excepcionales, marcaron imborrablemente el devenir histórico de México, de Michoacán y de nuestra Universidad, dejando a su paso su huella y su legado. Melchor Ocampo se destacó como fiscal inflexible de las causas patrióticas superiores, de la defensa de la soberanía, la autodeterminación y el territorio nacionales.

Guardia de honor en la Sala Melchor Ocampo, Colegio de San Nicolás, planta alta.

Como servidor público siempre tuvo la convicción de ser un funcionario íntegro, honesto, dedicado al servicio de sus conciudadanos, desempeñándose como diputado, senador, gobernador del estado y ministro de la nación en múltiples ocasiones, visionario de la transformación social e institucional que demandaba el país.

De su vasto legado, recordó, se pueden mencionar el principio de la educación laica, obligatoria y gratuita, el respeto a la libertad de culto, la tolerancia y la igualdad de todos ante la ley, así como el fortalecimiento de la autoridad civil, que en conjunto como postulados básicos de liberalismo, apuntalaron los cimientos de nuestra democracia.

Fue un convencido del valor de la educación como instrumento para el progreso individual y colectivo del país, recordó Ayala Ortiz, poniendo a la instrucción como la primera base de la prosperidad de un pueblo y el más seguro medio para hacer imposibles los abusos del poder, por ello busco afanosamente introducir cambios, mejoras e innovaciones al sistema de instrucción pública.

Para los michoacanos y en especial para los nicolaitas, uno de sus legados más importantes en el campo de la educación fue la reapertura del Colegio de San Nicolás, el 17 de enero de 1847 a iniciativa suya como gobernador de la entidad, se materializó la reapertura como Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, iniciando con ello una segunda etapa como institución de altos estudios dependiente del estado y con carácter laico.

Para los michoacanos y en especial para los nicolaitas, uno de sus legados más importantes en el campo de la educación fue la reapertura del Colegio de San Nicolás, el 17 de enero de 1847 a iniciativa suya como gobernador de la entidad, se materializó la reapertura como Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, iniciando con ello una segunda etapa como institución de altos estudios dependiente del estado y con carácter laico.

La Preparatoria Melchor Ocampo rindió también homenaje al héroe de la Reforma.

Gracias al pensamiento de Melchor Ocampo y de otros hombres y mujeres ilustres que han forjado a nuestra institución, a la Universidad Michoacana se le reconoce con un fuerte carácter progresista y emancipador, formadora de ciudadanos capaces de analizar y transformar su entorno social y de ejercer sus derechos con plenitud, conscientes de sus deberes en la construcción del bien común, concluyó.

Algunos logros destacados del recuento hecho por el rector Medardo Serna González

Dentro de su intervención, el rector Medardo Serna hizo un recuento de varios logros importantes de la institución, entre los cuales mencionó la importancia de fortalecer el Bachillerato Nicolaita, en donde los jóvenes forjan su vocación profesional; la creación de siete nuevas carreras de educación superior y un programa de Técnico Superior Universitario, que una vez operando las 5 generaciones de cada una de ellas, implicará 2 mil 600 nuevos espacios para los jóvenes, sin la creación de más plazas académicas o administrativas.

Durante este periodo administrativo, se logró el perfeccionamiento del sistema de ingreso a la Casa de Hidalgo, fortaleciendo la transparencia como garantía de que la oportunidad de estudiar la gana quien tenga el mejor desempeño. Dentro del mismo proceso se crearon los exámenes de ingreso EXAUM I para Bachillerato y EXAUM II para nivel Licenciatura.

Por lo que toca a la presencia de la Universidad Michoacana en el interior del Estado, el rector mencionó que de 8 Nodos de Educación a Distancia que se tenían en el 2015, se lograron establecer otros 9 más, que sumados a los Centros Nicolaitas de Estudios Migratorios y de los Pueblos Originarios, hacen presente a la Casa de Hidalgo en 22 municipios michoacanos.

Agradeció la generosidad de la familia Bautista Villegas, que donó un predio de 880 hectáreas en el municipio de Uruapan para la construcción y operación de la primera Estación Biológica “Vasco de Quiroga”, la cual anualmente recibe hasta 3 mil estudiantes e investigadores.

Recordó que en septiembre pasado se abrió la Licenciatura en Enfermería en el municipio de Apatzingán, con una primera generación de 57 estudiantes que, sin gastos de traslado y hospedaje, podrá estudiar esta profesión tan demandada por la sociedad.

En el mes de noviembre de 2018, añadió Serna González, la Secretaría de Educación Pública otorgó a la Casa d Hidalgo un reconocimiento por tener el 95.69 por ciento de su matrícula de licenciatura cursando 29 programas de calidad, cifra a la cual se sumó la Licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas.

En este tema, fueron un total de diez las licenciaturas que se acreditaron por primera vez durante este periodo de administración: Cirujano Dentista, Filosofía, Historia, Comercio Exterior, Ingeniero Agrónomo, Teatro, Música, Físico Matemáticas, Químico Farmacobiología y Lengua y Literatura Hispánicas.

Los posgrados nicolaitas se mantuvieron dentro del Programa Nacional de Posgrados de Calidad Conacyt, 52 desde el 2015, periodo durante el cual evolucionaron en su calidad de manera favorable, para aumentar de 4 a 7 los posgrados de Competencia Internacional, 19 a 26 los programas nivel Consolidado y de 14 a 16 en Desarrollo.

La vinculación de la Universidad Michoacanos en proyectos nacionales e internacionales para la generación de energía limpia, la acreditación del producto mezcal, de instrumentos de medición e inspección de información comercial, la certificación del Sistema Bibliotecario de la Institución, fueron otros logros mencionados por el rector.

Con respecto a la conmemoración del primer Centenario de la Casa de Hidalgo, Serna González detalló los eventos, libros publicados y obras inauguradas; así como las múltiples muestras de reconocimiento que por parte de la sociedad civil recibió la Universidad: la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, el Senado de la República, Correos de México, la LXXIII Legislatura del Congreso del Estado, el Ayuntamiento de Morelia, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) y los periódicos Cambio y La Voz de Michoacán, entre otros.

Medardo Serna hizo mención también del desarrollo de la Responsabilidad Social Universitaria en México, en cuyo inicio estuvo presente la Casa de Hidalgo como pionera de varias actividades compartidas con las universidades de la Región Centro Occidente del país.

Posteriormente, el rector y la comitiva de honor seguidos por directores y funcionarios nicolaitas, visitaron la Sala Melchor Ocampo, en donde se encuentra albergado el corazón del insigne mexicano y montaron una guardia de honor. Posteriormente realizaron el recorrido hacia la Preparatoria Melchor Ocampo, en donde se montó guardia de honor y ofrenda floral, para posteriormente recorrer la Avenida Madero rumbo a la Plaza Melchor Ocampo, precedidos por la Banda de Guerra de la UMSNH y los estandartes correspondientes a cada programa educativo.

Luego de realizados los honores ante la efigie de don Melchor Ocampo, la comitiva retornó al Colegio de San Nicolás para el enfunde de banderas de las escoltas correspondientes a Facultades e Institutos de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí