El médico ocupa un lugar privilegiado en la sociedad, porque su quehacer se relaciona con el bienestar de las personas: Medardo Serna

//platform.twitter.com/widgets.js

La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo ha contribuido a la salud y cuidados de la población michoacana por décadas, haciendo de la profesión del médico la de un integrante destacado en su comunidad, ya que con su formación, principios y humanismo ayuda a sus pacientes a recobrar su salud, afirmó el rector Medardo Serna González.

    Durante la entrega de cartas de pasante a más de 500 jóvenes egresados de la Facultad de Ciencias Médicas y Biológicas “Dr. Ignacio Chávez”, el rector reconoció el esfuerzo de los estudiantes que hoy tienen por delante la especialización y servicio social para completar su formación y destacó el papel fundamental y comprometido de sus profesores, que no escatimaron en dar lo mejor de sí para formar los mejores médicos, que darán nombre y prestigio a la Casa de Hidalgo.

      Su esfuerzo por superarse -recordó Serna González- inició con su preparación para pasar el examen de admisión con las mejores calificaciones para ingresar a la Facultad; lo cual es meritorio y motivo de una primera satisfacción; posteriormente, “durante los cinco años de formación inicial, aprendieron en base a un programa reconocido por su calidad, doblemente acreditado, de lo cual deben sentirse hoy orgullosos, ya que nadie les ha regalado este estadío en su formación destinada a servir a la sociedad”.

Dr. Arturo Valencia, Director de la Facultad de Ciencias Médicas y Biológicas “Dr. Ignacio Chávez” | UMSNH

      El director de la Facultad, Arturo Valencia Ortiz, destacó que el médico es un líder destacado en la sociedad, ya que históricamente es una profesión admirada y reconocida por las personas, debido a la confianza que depositan en ellos para recobrar su salud y mantenerla.

     Se cierra el ciclo académico en su formación profesional, indicó Arturo Valencia y ahora saldrán a conocer a los enfermos, adquirirán experiencia práctica y ejercerán lo aprendido en el aula, “quizás la parte más valiosa de su educación como médicos: entrar en contacto con un ser humano y su familia para devolverle la salud y la tranquilidad”.

     En representación de la Generación 2012-2017, la alumna Carmen Daniela Barriga Arias definió la vocación del médico mucho más allá de los conocimientos, de la admiración y prestigio que despierta un estudiante de medicina en el ámbito familiar y social, porque lo más importante -dijo- es tener el privilegio de tratar con seres humanos, pacientes que confían en el médico para recobrar su salud.

     Para todos se avecina ahora un nuevo horizonte, en el que tendremos muchas satisfacciones y poco tiempo libre, un lugar que hemos ganado con disciplina, organización y exigencia propia, concluyó Carmen Daniela.

     Acompañaron la entrega de cartas de pasante llevada a cabo en el Auditorio Nicolaita de Usos Múltiples: el jefe del Departamento de Enseñanza y Capacitación de la Secretaría de Salud, José Manuel Ernesto Murillo, quien acudió con la representación del gobernador del Estado; el investigador Cleto Álvarez Aguilar, en representación del delegado regional del Instituto Mexicano del Seguro Social; así como el director de Servicio Social de la Universidad Michoacana, Agustín Andaya Espinoza; el secretario general del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana, Gaudencio Anaya Sánchez; y Juan Víctor Luviano Sierra, del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana.

Espacio Centenario Nicolaita

[fbvideo link=”https://www.facebook.com/Universitasm/videos/1397656963655064/” width=”550″ height=”400″ onlyvideo=”0″]