La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, solidaria con la poblaciones de migrantes en EU y lista para atender a estudiantes que pudieran sufrir una deportación por motivos de la irracionalidad del presidente norteamericano.

//platform.twitter.com/widgets.js

Ante el embate de la política migratoria de los Estados Unidos en contra de los mexicanos migrantes, la Universidad Michoacana no puede permanecer indiferente, afirmó el rector de la Casa de Estudios, Medardo Serna González, al concluir la marcha #VibraMéxico a la cual se unieron directivos, profesores, trabajadores administrativos y sociedad civil para marchar a favor de los derechos humanos de los migrantes michoacanos en el Centro Histórico de Morelia.

     Los nicolaitas, los mexicanos no podemos permanecer en la indiferencia y el silencio, debemos hacernos visibles y demostrar que en México sus habitantes están unidos y a favor de la defensa de los mexicanos radicados en los Estados Unidos, amenazados por políticas racistas y antidemocráticas que lastiman a la sociedad en su conjunto.

     El contingente, encabezado por la Banda de Guerra de la Universidad Michoacana, recorrió la avenida Madero desde la Plaza Morelos hasta el Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, en donde se entonó el Himno Nacional y se refrendó con arengas y porras la dignidad de ser mexicano.

     Serna González anunció que esta será una de varias acciones en las que se espera se sumen más nicolaitas, para señalar la injusticia y detener un conflicto que puede traer consecuencias serias a la sociedad y al país.

     De manera concreta anunció que aquel universitario de origen michoacano que sea deportado, podrár concluir sus estudios en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, que pese a su situación financiera, está preparada para recibir a estos jóvenes, ya que a partir del segundo año de la licenciatura se abren espacios disponibles para ello, además de que ha instruido a la Secretaría Académica para que prevea desde hoy alternativas para atender a nuevos estudiantes víctimas de una deportación masiva y violenta.

La Casa de Hidalgo se debe a la sociedad que la sostiene, aseveró el rector nicolaita, por lo que es necesario que ante este fenómeno político toda la comunidad universitaria se sume al esfuerzo por apoyar una ideología de respeto, democracia y defensa de nuestros compatriotas radicados en los Estados Unidos.

[office src=”https://onedrive.live.com/embed?cid=9D6239E5CA483E80&resid=9D6239E5CA483E80%2111038&authkey=ABnWGHAD6y4XLBw” width=”480″ height=”280″]

      No puede prevalecer el discurso del odio, racismo y discriminación, los nicolaitas no pueden cerrar los ojos ante esta realidad que duele y lastima a miles de familias michoacanas, externó Medardo Serna, de allí que no solo a través del Centro Nicolaita de Estudios Migratorios los universitarios estaremos al pendiente de nuestros migrantes, sino uniéndonos a las voces que en las calles claman por la justicia y defensa de sus derechos.

 

     Al informar a los medios de comunicación que esta movilización pacífica fue convocada por las universidades públicas en México, el rector nicolaita urgió a la sociedad civil y estudiantil a unirse enun momento que calificó como clave para el futuro de la nación.

     Este es un reto inédito, ya México ha vivido agravios como la pérdida de casi la mitad de su territorio ante la indiferencia de la gran mayoría de los mexicanos, por lo que es tiempo de unirnos en la diversidad y estar atentos para no permitir que se someta al país a políticas y acciones desventajosas que agravian la soberanía nacional y los derechos humanos de los mexicanos, concluyó.