En la Universidad Michoacana se lleva a cabo la investigación y preparación de biosensores, los cuales permitirán determinar si una persona estuvo infectada con el virus SARS-COV2 o si se trata de un caso activo de la enfermedad.

Ante la emergencia sanitaria causada por la pandemia del coronavirus SARS CoV2, causante de la enfermedad COVID-19, investigadores nicolaitas, con el apoyo de estudiantes del posgrado, lograron avanzar en la creación de un biosensor que detecte el coronavirus de manera barata, rápida y segura. Con ello se evitarían los elevados costos que implican pruebas como la reacción en cadena de la polimerasa (PCR por sus siglas en inglés).

Realiza la UMSNH las pruebas finales a su biosensor de detección rápida del COVID-19
Las pruebas sobre el biosensor estan bajo la supervisión del Laboratorio Estatal de Salud Pública, se espera sean pronto autorizadas para el público en general.

     En la Universidad Michoacana se lleva a cabo la investigación y preparación de biosensores, los cuales permitirán determinar si una persona estuvo infectada con el virus SARS-COV2 o si se trata de un caso activo de la enfermedad. Específicamente la detección de anticuerpos contra el virus o el viru, es decir, el antígeno.

La Investigación sobre el biosensor en la UMSNH

     La investigación y preparación de los biosensores esta a cargo de los investigadores de la Universidad Michoacana los Doctores Rosa Elvira Núñez Anita y el Dr. Alejandro Bravo Patiño, así como el Doctor Luis Antonio Ortíz Frade del Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica. La etapa de validación de las pruebas en muestras de pacientes se lleva a cabo el Laboratorio Estatal de Salud Pública del Gobierno del Estado de Michoacán.

Realiza la UMSNH las pruebas finales a su biosensor de detección rápida del COVID-19
Profesores investigadores y estudiantes de posgrado de la UMSNH han realizado trabajos de investigación aplicada para la creación de pruebas de detección rápida del COVID-19

     Se calcula que el costo por prueba podría ser de unos 250 pesos, a diferencia de los mil 500 pesos o dos mil pesos que cuestan otras pruebas diagnósticas para COVID-19.

Ventajas del biosensor.

     Una ventaja del sensor es la forma en que se obtiene y procesa la muestra, que no tiene que ver con la manera en que actualmente se hace para PCR: la extracción de ácidos nucleicos. “No se usarán kits de insumos ni reactivos que se necesitan para PCR, y que ya no hay a nivel mundial porque somos de los últimos países que viven el contagio por COVID-19”.

     Los investigadores esperan que en las próximas semanas se puedan tener las validaciones necesarias, y a partir de ahí el proceso para los hospitales sería sencillo.

¿Cómo funciona?

     El fundamento de las pruebas es el reconocimiento antígeno-anticuerpo medido por electroquímica. En el mundo ya se han desarrollados biosensores para otros virus, tales como el virus de la hepatitis, el virus de la influenza y el virus Zika.

     Se pretende tener un desarrollo tecnológico propio que pueda ser utilizado en cualquier entidad de salud pública o privada que cumpla con las medidas de bioseguridad que implica la toma de muestra.

Realiza la UMSNH las pruebas finales a su biosensor de detección rápida del COVID-19
El costo de la prueba de detección rápida de COVID-19 a través del biosensor costaría 250 pesos

     Los biosensores para diagnóstico de COVID-19, permitirán aportar elementos para afrontar la problemática de la pandemia actual. Se espera que este proyecto ayude a resolver las necesidades de diagnóstico ambulantes, in situ en lugares con alto riesgo de infección, además minimizaría los altos costos que ahora se asumen para el diagnóstico de COVID-19.

     La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, busca contribuir en las acciones en la pandemia de COVID-19 con un producto de base tecnológica de alta calidad, que pueda aportar evidencia para la toma de decisiones para el control de enfermedades emergentes.