La Biblioteca Pública de la Casa de Hidalgo, resguardará los 900 ejemplares de los casi 200 títulos escritos por los miembros de la destacada asociación.


En la labor de difusión cultural que realiza la Casa de Hidalgo, a partir de este día el Seminario de la Cultura Mexicana se convierte en un aliado fundamental para fortalecer esta misión que tienen todas las instituciones de educación en el país, con la realización de una semana de presencia del Seminario en diversos recintos de nuestra Casa de Estudios, afirmó el rector Medardo Serna González.

     Al inaugurar esta semana de conferencias dictadas por miembros de la distinguida asociación, fundada en 1942, el rector de la Casa de Hidalgo dio la bienvenida a su presidenta, Silvia Molina, a quien agradeció la donación de 200 títulos escritos por miembros fundadores del Seminario que a través de su existencia han sido difusores en todo el país de la cultura y el arte mexicano.

     Un total de 900 ejemplares, que quedarán a consulta de todos los universitarios y la sociedad, en la Biblioteca Pública de la Universidad Michoacana, un recinto que, por su arquitectura, su contenido y sus murales es icónico de la cultura, definió Medardo Serna.

     La directora del Seminario de Cultura Mexicana, Silvia Molina, externó que es un honor el poder colaborar con la Universidad Michoacana, como parte de un convenio de colaboración firmado en febrero de este año.

     Recordó que el Seminario tiene 65 corresponsalías en todo el país y con 25 miembros titulares, a través de décadas ha difundido la cultura y el arte en territorio nacional, recorriendo auditorios, centros de estudios, parques y aulas.

     En este año en especial, por solicitud de la Secretaría de Educación Pública, dicha difusión se llevará a cabo en universidades, por la importancia de difundir la cultura entre los jóvenes, destacó.

     En su mensaje, el secretario Auxiliar de la Universidad, Héctor Pérez Pintor, también coordinador de los festejos con motivo del Centenario de la UMSNH, abundó sobre el quehacer del Seminario de Cultura Mexicana, el cual, desde sus inicios hace más de 70 años, en febrero de 1942, ha albergado a mexicanos dedicados a las diferentes expresiones de cultura, como la ciencia, las artes y las letras.

Mariano Matamoros, brazo derecho del Generalísimo Morelos

     Posterior al evento inaugural, la presidenta del Seminario de Cultura Mexicana, Silvia Molina, disertó sobre aspectos de la historia de Mariano Matamoros, mismos que plasmó en una novela de su autoría, aprovechando la encomienda que le hiciera El Colegio de México para escribir un libro sobre este héroe de la Independencia de México.

     En uno de tantos escritos recopilados -narra- encontró que Mariano Matamoros tenía un hijo adoptivo (de quien nunca se ha demostrado si era un descendiente verdadero del general) y a partir de esa idea su novela narra desde los ojos de ese hijo el desempeño de su padre.

     Es de destacar la descripción que hace de la Sexta División, su regimiento, el cual se distinguió por siempre ganar las batallas debido a la táctica de guerra que tenía Mariano Matamoros; su regimiento tenía un uniforme diseñado por él, al igual que la casaca roja con la cual se representa la figura de José María Morelos en múltiples obras de arte.

     Tenía un estandarte distintivo con el lema “Inmunidad Eclesiástica”, con el cual indicaba que no buscaban matar personas, sino defender la independencia del país, orden que tenían todos los soldados bajo su mando.

     Siempre antes de una batalla, Matamoros trazaba rutas de entrada y salida, para proteger la vida de sus elementos, acto que llevó al extremo en el sitio de Cuautla.

     José María Morelos lo nombró su brazo derecho, pese a que Galeana lo acompañó desde el principio de su lucha independiente en Guerrero –narró la autora- debido a que el General Galeana no sabía leer, por lo que no podía informar mediante partes de guerra de la situación de la lucha, cosa que Mariano Matamoros, sí podía hacer, además de sus dotes para la estrategia militar, que en más de una ocasión salvaron la vida del Siervo de la Nación.

     Silvia Molina estudió antropología en la ENAH y es licenciada en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM. Realizó estudios de posgrado en literatura prehispánica y perteneció al seminario de traducción de documentos en náhuatl dirigido por Víctor Castillo en el Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM.

     Ha sido editora de libros especiales en PROMEXA, Directora Editorial de CIDCLI y Ediciones Corunda. Ha dirigido talleres de creación en Difusión Cultural de la UNAM y en la Facultad de Filosofía y Letras de la misma institución, donde impartió las materias de Literatura Mexicana y Redacción durante varios años.

     Fue becaria del Centro Mexicano de Escritores (1979), del International Writing Program de Iowa, USA (1991), del Fideicomiso para la Cultura México-USA (1994) y del Sistema Nacional de Creadores de Arte (1995-1998 y 1998-2000). Agregada cultural de México en Bélgica (2000-2004), coordinadora Nacional de Literatura del INBA (2004-2007), Coordinadora Nacional de Publicaciones de las Conmemoraciones del 2010 (2008) y Coordinadora de Publicaciones del INBA (2009-febrero 2011).

     Escritora de profesión, domina los estilos en novela, cuento, ensayo, crítica literaria, teatro, crónica y literatura infantil.

     Acompañaron la inauguración de la presencia del Seminario de Cultura Mexicana, la secretaria de Difusión Cultural y Extensión Universitaria, Norma Lorena Gaona Farías, el director de Bibliotecas de la Casa de Hidalgo, Bernardo Enrique Pérez Álvarez y la titular de la Oficina del Registro Civil en Morelia, Teresa Ruiz Valencia.

Convocatoria de Ingreso a la Universidad Michoacana de san Nicolás de Hidalgo Ciclo Escolar 2018-2019
La Expo Feria Michoacán 2018

Plaza Nicolaita del Arte y la Cultura