Reconoce ANUIES interés del Gobierno por atender las necesidades de las universidades públicas en crisis.

Garantizar la suficiencia presupuestaria a las universidades públicas, gratuidad de la educación superior y defensa de la autonomía fueron temas analizados en la Quincuagésima quinta sesión ordinaria del Consejo Nacional de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), celebrada en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, a donde asistió el rector Raúl Cárdenas Navarro.

La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, estuvo presente en la reunión de ANUIES

     Durante la sesión, se expuso la necesidad de otorgarles a las universidades públicas los recursos suficientes para garantizarles su operatividad y puedan, de esta forma, cumplir con sus objetivos: brindar educación de calidad y continuar con las investigaciones que promueven el desarrollo de la nación.

     Luciano Concheiro Bórquez, subsecretario de Educación Superior, expresó su satisfacción por la reforma al artículo tercero constitucional y anunció que ya se encuentran trabajando la propuesta de la legislación secundaria. Fue enfático en asegurar que la autonomía de las universidades y universalización de la educación superior son principios fundamentales que están reconocidos y protegidos en México.

Comentó que el Gobierno federal ha mostrado “con hechos” el respaldo a las universidades públicas que enfrentan problemas estructurales y puedan avanzar en una ruta gradual de saneamiento y viabilidad financiera. “Se requieren nuevos pactos al interior de las universidades para superar la crisis estructural”, dijo, pero afortunadamente «se ha avanzado con paso firme y con plena transparencia».

     La Senadora, Beatriz Elena Paredes Rangel, presidenta de la Comisión de Ciencia y Tecnología, opinó que el principal reto que enfrenta el nuevo gobierno en materia de educación superior es garantizar la suficiencia presupuestal a las universidades públicas porque de lo contrario, se les debilita.

     “En el marco de la nueva etapa de la vida nacional, creo que el sector de las universidades públicas tiene varios desafíos, pero no solo son desafíos de las universidades (sino) yo diría que son desafíos del sistema democrático de nuestro país; el primero, sin duda, es garantizar la suficiencia presupuestal (porque) difícilmente podemos aspirar a tener universidades robustas si cuando se acerca el fin de año, los rectores tienen que andar, perdónenme la expresión, solicitando, pónganle un sinónimo, muy atentamente ampliaciones presupuestales”.

     Jaime Valls Esponda, secretario general ejecutivo de la ANUIES, reconoció el interés del Gobierno Federal, representado por el Subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro Bórquez, por atender las necesidades financieras de las universidades públicas, especialmente aquellas que se encuentran en una situación de crisis.

     “Queremos reconocer el compromiso de la Subsecretaría a su digno cargo, que a través de la dirección de general de Educación Superior Universitaria, lleva a cabo el análisis detallado de los Convenios de Apoyo Financiero para avanzar en la regularización y solución de los problemas financieros estructurales que aquejan a las universidades públicas estatales.

     A nombre de los rectores de esas instituciones, quiero también agradecer las gestione que se están realizando ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para conseguir los recursos necesarios para atender la política salarial”.

     Valls Esponda opinó que es indispensable contar con presupuesto suficiente para que las universidades enfrenten los compromisos que tienen con sus trabajadores y evitar que al finalizar el año requieran apoyo para el pago de salarios.

     “Como usted sabe, durante los primeros meses del año se llevan a cabo las negociaciones con los sindicatos y se pactan los incrementos; es en esas fechas cuando se inicia el pago actualizado de los nuevos tabuladores sin contar con el respaldo financiero requerido, por lo que estos recursos son fundamentales para el cierre del ejercicio fiscal”.

     Por su parte, el rector Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, Adolfo Pontigo Loyola, comentó que los subsidios económicos son fundamentales para que las universidades públicas cumplan con su cometido principal, que es brindar educación de calidad. Y recordó las palabras de D. Antonio Caso, en el sentido de que forma parte de los principios fundamentales de la Universidad: autonomía, libertad de cátedra y el subsidio económico.